Existen trucos para seguir disfrutando de tu dieta vegana durante el embarazo. Atrás quedaron los tiempos en los que veganismo y embarazo se consideraban incompatibles y no hay razones objetivas que tengan que desaconsejar este tipo de dieta si se hace con sentido común y siguiendo unas pautas.

La dieta vegana excluye no solo las carnes, sino también todos aquellos productos que tengan un origen animal; al contrario que la dieta vegetariana, que puede incluir leche o huevos.

Los principales problemas con los que se encuentran las mujeres veganas durante su embarazo son: garantizar el aporte de proteínas, asegurar todos los nutrientes extras que su organismo necesita y conseguir el aporte de grasas beneficiosas sin coger peso extra. Por eso, vamos a centrarnos en estos aspectos para ofrecer los mejores trucos o soluciones para todos y cada uno de estos puntos.

Alimentos ricos en proteínas

Cuando se lleva a cabo una dieta omnívora es habitual que la mayor parte de las vitaminas que se ingieran tengan procedencia animal. Sin embargo, no es difícil sustituir esas proteínas por otras vegetales. Se recomienda el consumo habitual de legumbres, lo que incluye el deliciosos hummus, soja y tofu, seitán, frutos secos y semillas.

Pero también es necesario llevar a cabo un aporte de grasas beneficiosas, que, en parte, pueden proceder de los frutos secos y semillas, pero también se encuentran en las aceitunas y el aceite de oliva o de frutas como el aguacate.

Otro consejo es consumir frutos secos y alimentos ricos en grasa con moderación para evitar los aumentos de peso que pueden ser perjudiciales para nuestra salud y la del bebé.

La clave está en aportar al organismo todos los nutrientes

Las proteínas de procedencia animal son relativamente sencillas de sustituir, pero ¿es esto suficiente para tener una dieta equilibrada? No, el organismo necesita una serie de nutrientes para funcionar correctamente. Si las personas no se alimentan correctamente, da igual que su dieta sea vegana, vegetariana o sea omnívora, estará desequilibrada. No se trata, por tanto, de qué tipo de alimentos se consuman, sino de cómo se realizan sus ingestas.

La dieta vegana no es una dieta desequilibrada de por sí. Al contrario, bien hecha es igual de segura y saludable que cualquier otra, incluso durante el embarazo. Pero si la persona vegana no tiene experiencia previa y es el primer embarazo en el que va a optar por esta filosofía de vida, es buena idea que se deje aconsejar por un profesional de la alimentación experto en veganismo.

Por eso, nuestro consejo en estos casos es hablar con un médico nutricionista que tenga una especialización en alimentación vegana y que este realice un seguimiento durante todo el embarazo.

trucos-disfrutar-dieta-vegana-embarazo

Los suplementos, una manera sencilla de garantizar el aporte de B12 o Yodo

Existen determinados minerales o vitaminas, como la B12 o el Yodo que son difíciles de aportar mediante una dieta de este tipo, ya que exigen tomar a diario grandes cantidades de determinados alimentos. Por este motivo, las personas veganas suelen tomar de forma regular suplementos que les garantizan todos estos nutrientes sin desequilibrar su dieta.

Cuando una mujer está embarazada, nos encontramos con que son necesarias dosis extras de estos nutrientes, por lo que habrá que reajustar la cantidad de estos suplementos. De esta manera se garantiza un aporte suficiente y se puede mantener una dieta ajustada.

También puede ser recomendable un suplemento de ácido fólico, de hecho, se recomienda a todas las mujeres sean o no veganas desde el momento en el que intentan quedarse embarazadas. Y, para aquellas mujeres que no suelen tomar el sol, también un suplemento de vitamina D.

Otros consejos

Busca diferentes recetas en blogs y páginas especializadas para no aburrirte y evitar caer en tentaciones de alimentos que no deberías de tomar.

Evita el dulce. Entre las personas veganas existe la creencia de que la panela es un azúcar sano, pero tan solo es el azúcar unido a la melaza de la caña de azúcar, por lo que puede dar exactamente los mismos problemas que el normal. Resérvalo exclusivamente para ocasiones especiales.

Haz ejercicio de forma regular. El ejercicio te ayudará a estar más en forma y a no ganar demasiado peso. Un buen ejercicio para el embarazo es el yoga.

Con todos estos trucos para seguir disfrutando de tu dieta vegana durante el embarazo, no tienes por qué tener ningún problema relacionado con la alimentación durante este periodo y podrás disfrutar de comidas sanas y equilibradas sin renunciar a tu filosofía de vida.

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.