Según vimos en nuestro anterior artículo, la dopamina es una endorfina que puede hacernos sentir felices, nos aporta sensación de bienestar y triunfo, entonces… ¿qué podemos hacer para tener los niveles de dopamina altos?

  • Plantearnos siempre pequeños retos. Una persona muy sabia me dijo una vez, “el secreto de la felicidad está en tener un motivo por el que levantarte cada día” Un pequeño reto (dentro de nuestro alcance) hace que nos sintamos motivados, con un propósito, eso ya eleva nuestra dopamina y si luego lo conseguimos, la recompensa de la dopamina no se hace esperar.
  • Hobbies y premios, aprende a premiarte, después del esfuerzo permítete un regalo, hoy has trabajado duro, esta noche una buena peli, este mes has tenido mucho trabajo, tomate un fin de semana de vacaciones en la montaña. Toda la semana has cumplido con tus obligaciones, el fin de semana al campo, a pasear y jugar. Te sientes mal y triste, cómprate alguna cosilla bonita o prepárate una buena cenita. Hemos de aprender a premiarnos, no hay porque esperar a que el premio venga de fuera.
  • Aprende cosas continuamente. Quien dijo que estudiar es solo de jóvenes, aprender en sí es un proceso en el que se tienen logros, por tanto la dopamina sube, además nos hace mejorar la opinión que tenemos sobre nosotros y nuestras capacidades, lo cual la vuelve a subir.
  • Ser creativos, cambia los colores de tu casa, dedícate al arte, compón música, pinta, moldea, crea un jardín bonito en tu casa, cósete ropa, haz comidas con nuevas recetas,… todo lo que nosotros creamos y producimos nos hace sentir bien y orgullosos. No importa si lo creado es mejor o peor, importa que lo hemos hecho nosotros, eso nos hace sentirnos bien. Esta sociedad alienada de su trabajo, donde el trabajador no se siente partícipe del resultado final de su empresa, de aquello que su empresa crea, mata la creatividad y el nivel de implicación y también de felicidad de los trabajadores. Ser uno mismo quien crea o fabrica algo desde principio a fin será menos rentable, económicamente hablando, pero nos hace sentirnos más orgullosos. Tal vez sea el momento de revalorar los productos artesanales, simplemente por haberlos hecho nosotros, con nuestras ideas y con nuestras manos. Cada día se creativo con todo lo que hagas, en cualquier cosa que hagas se puede ser creativo, solo hay que querer hacerlo de la mejor manera posible.
  • Ser positivos, hemos visto que las personas positivas tiene los niveles de dopamina más altos, ser positivos no es algo con lo que se nace, sino que se aprende en la tierna infancia según el ambiente y la forma de educar en la que nos criamos. Si es aprendido, se puede reeducar. Si usted no es una persona positiva empiece a serlo, ¿cómo? Simplemente intentándolo todos los días varias veces al día, es un entrenamiento, como quien hace deporte y cada ver se siente más fuerte, quien todos los días se esfuerza en ver más lo positivo que lo negativo, acaba siendo una persona más positiva. Para esto hay muchos ejercicios que pueden ayudarnos, como escribir todas las noches un diario solo de las cosas buenas que nos han pasado. Aprender a valorar las pequeñas cosas del día a día, un momento de relax, una sonrisa, una caricia, una palabra amable,….están, solo que a veces no las vemos, nos es más fácil ver lo malo. Dar las gracias todos los días por lo afortunados que somos: no pasamos hambre, tenemos 4 comidas al día, un techo que nos protege, trabajo, una pareja, hijos, familia, amigos,… realmente somos unos privilegiados…solo falta que nos demos cuenta.
  • Dormir bien. Un buen descanso es imprescindible para mantener nuestro cerebro sano y todas sus funciones al máximo rendimiento. Nuestra memoria, nuestra capacidad de aprendizaje mejoran con un sueño bueno y reparador y nuestros niveles de dopamina también.
  • El relax y la meditación. El estrés y la ansiedad hacen bajar nuestros niveles de dopamina, por el contrario, el relax, la serenidad, ayudan a subirlos. Practicar todos los días diez minutos de relajación, nos ayuda a vivir la vida de manera más pausada y feliz. Meditar todos los días contribuye a subir nuestros niveles de dopamina y otras endorfinas. Pasear por el campo y la playa, por la naturaleza y espacios abiertos es maravilloso para mejorar nuestros niveles de dopamina y ser más felices.
  • El movimiento y la actividad, también el deporte. Mantener el cuerpo activo, sano y fuerte nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos y eso tiene una repercusión inmediata en la subida de dopamina. Por eso coger la rutina de hacer deporte cuesta porque al principio como beneficio solo tenemos agujetas pero cuando ya tenemos el cuerpo entrenado, cada vez que se hace deporte después se tiene una sensación muy placentera, producida porque hemos elevado nuestros niveles de dopamina, por ello los deportistas dicen que ya no pueden dejar el deporte, porque eso les haría sentirse mal.
  • Alimentación: la dopamina es sintetizada por el cuerpo a partir de la tirosina. La tirosina es un aminoácido que se encuentra presente en el aguacate, los frutos secos, el café y el té verde, el chocolate puro y los plátanos.

Como vemos pequeñas cosas, que pueden marcar una gran diferencia. La vida puede ser la misma, pero los niveles de dopamina harán que esa vida sea maravillosa o trivial y rutinaria. Tú decides, según decida, tendrás unos niveles de dopamina u otros, te sentirás más feliz o menos.

Rosana Ferre

 

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.