Hay distintos tipos de alergias y muchos síntomas diversos de las reacciones alérgicas, es por ello que un buen tratamiento natural de la alergia no solo debe tratar el exceso de reactividad de los eosinófilos con los antihistamínicos, sino que además debe completar el tratamiento según los síntomas que padece cada persona en particular: rinitis eccemas, dificultad respiratoria,…. Este artículo lo vamos a dedicar a completar los tratamientos expuestos en artículos anteriores sobre las alergias pero esta vez calmando los síntomas específicos con los que se muestra la alergia.

Como recordatorio, sabemos que las alergias son una respuesta exagerada de nuestros eosinófilos, por ello el mejor modo de calmar la alergia es con plantas antihistamínicas como el helicriso, la ortiga, la pimienta negra o el estragón, y regulando la hiperactividad del terreno del paciente con Manganeso en oligoterapia. Por supuesto, siempre, para un buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo y en este caso de la respuesta inmune es necesario una alimentación sana, si no llegamos a los nutrientes requeridos nuestro cuerpo se debilita y entonces los síntomas se hacen más fuertes, a modo de ejemplo, una falta de vitamina A afecta a las mucosas (entre otras cosas) aquellas personas que sufran alergia con síntomas de rinitis y picor en el velo del paladar, si tienen carencia de esta vitamina, sus mucosas son más débiles y por tanto los picores y el moqueo aumentarán. Así mismo, también sabemos que la salud de nuestros intestinos está muy relacionada con un aumento o mejora de los síntomas alérgicos, tanto de piel como del árbol respiratorio, en medicina china, los intestinos son las vísceras asociadas a pulmones, y aquellas personas de sufren de asma u otras afecciones que cursan con dificultad de respirar, saben que cuando van estreñidos, la dificultad de respirar aumenta. De igual modo ocurre con la piel, si nuestro intestino está demasiado sucio, hay un foco de toxicidad constante que ensucia nuestra sangre y que por tanto acaba perjudicando a nuestra piel. Así pues es muy necesario de nuevo una alimentación sana, la toma de mucha fibra soluble y es muy recomendable la toma regular de probióticos.

Dicho todo esto muy brevemente como consejos generales para la alergia, vamos ahora a completar los tratamientos según los síntomas:

Rinitis, sinusitis y picor en el velo del paladar:

En estos casos la zona afectada son las mucosas de las vías respiratorias altas y los senos nasales, será muy importante por tanto tener un tejido de mucosa fuerte y un moco lo más fluido posible. Para fluidificar nuestra mucosa lo mejor es beber mucha agua, tomar mucha fruta y zumos de fruta naturales, es imprescindible asegurarnos de subir las vitminas C y A (zanahorias, brocolí, kiwi, frutas cítricas,…) y nos pueden ser muy útiles las plantas mucilaginosas.

En estos casos un buen tratamiento seria la toma de Manganeso, una ampolla sublingüal en ayunas; infusiones de helicriso drosera y gordolobo con miel, de tres a cuatro vasos al día). Sería muy conveniente hacer limpiezas nasales con agua de mar diariamente. El uso de aceites esenciales es muy útil para destapar las narices en especial para la sinusitis y el dolor de cabeza que esta provoca, hay a la venta tubitos inhaladores con algodón dentro, que podemos humedecer con aceite esencial de Ravintsara o Eucalipto radiata y hacer frecuentes inhalaciones profundas con el inhalador puesto primero en una fosa nasal y luego en la otra, nos destapará las narices y despejará las molestias.

Conjuntivitis y lagrimeo:

En estos casos, la zona afectada es la conjuntiva del ojo, será conveniente hacer frecuentes lavativas con suero fisiológico del ojo para mantenerlo limpio y my bien hidratado, También es conveniente calmar la irritación con compresas sobre los párpados de infusión de camomila y eufrasia, para ello haremos una infusión, empaparemos dos algodones con ella, caliente pero sin quemarnos y os aplicaremos sobre los ojos cerrados, cuando se enfría, volvemos a empapar en infusión y repetimos el proceso durante unos 20 minutos. También podemos usar colirios de eufrasia que están a la venta y son muy eficaces para calmar el picor de ojos. Será importante reforzar los ojos, para ello puede ser muy útil tomar suplementos de vitamina A y luteina.

Dificultad respiratoria:

El síntoma más angustiante de la alergia suelen ser los pitos, el asma y la dificultad respiratoria, en estos casos además de todo lo recomendado para el picor de garganta, el moqueo y la rinitis, hay que profundizar el tratamiento hasta llegar a los bronquiolos. En el asma los bronquios se cierran y de ahí la dificultad para inhalar aire. Podemos mejorar el estado de loa bronquios con vahos de eucalipto, la respiración de vapor caliente con el efecto broncodilatador del eucalipto, relaja las paredes bronquiales, devolviendo una respiración normal. Es conveniente también aplicar calor en pecho y espalda, el calor siempre relaja y abre los bronquios. Importantísimo mantener el aire que respiramos húmedo y caliente, respirar aire frío constriñe los bronquios, y el aire seco reseca la mucosa, con lo cual esta se inflama y tiende  adherirse, es importantísimo por tanto respirar aire caliente y húmedo, en verano bastará con humedecer el aire de nuestra casa echando agua con un espray por las estancia o bien colocando recipientes con agua bajo las camas o los muebles, en invierno ayudan mucho los vaporizadores que al echar vapor humedecen y calientan el aire (recordad de ventilar después para evitar la aparición de moho). Es importante recordar que debemos respirar por la nariz y no por la boca, nuestra nariz tiene la función de calentar, limpiar y humedecer el aire que respiramos, nuestra boca no lo hace y por tanto se nos resecan las vías respiratorias.

En los casos de asma es importante mantener el aire limpio, no se debe fumar en casa y es preferible no usar productos de limpieza irritantes como lejías, amoniacos y demás.

Recordad de nuevo la importancia de la toma de vitamina A y C, de infusiones mucilaginosas y del Manganeso.

Piel:

Los eccemas y dermatitis alérgicos son la somatización de la alergia sobre la piel, en estos casos es la piel la que hay que reforzar, para ello es importante mantener la sangre limpia con depuradores hepáticos, podemos recomendar una infusión que funciona muy bien a base de helicriso, fumaria y bardana. La falta de vitamina A da tendencia a la hiperqueratinosis, por tanto de nuevo nos aseguraremos de tomar dirimente alimentos ricos en vitamina A, también son necesarios los antioxidantes, vitamina E y C, el Cinc, Selenio y quercitina, podemos tomarlos por la alimentación con frutas cítricas, fresas, kiwis, uva, mirtilo, aceite de germen de trigo, pescado azul, … o bien suplementarlos. La vitamina de la piel serian el grupo B, por ello es recomendable tomar diariamente muchos vegetales de hoja verde y levadura de cerveza.

De manera tópica podemos tratar la afectación de la piel con cataplasmas de arcilla en polvo si la dermatitis es húmeda y supurante, para ello haremos una infusión de hojas de nogal la mezclaremos con arcilla y lo aplicaremos sobre la piel durante media hora. La arcilla absorbe el líquido de las vesículas de la dermatitis húmeda, y junto con el nogal, secan y ayudan a cicatrizar y regenerar más rápido la piel. Si la dermatitis es seca entonces es preferible aplicar aceite de coco con unas gotitas de aceite esencial de niauli, y aplicarlo frecuentemente sobre la zona afectada.

Las alergias son múltiples como lo son sus síntomas y en cada persona se sienten de modos distintos, es por ello que estos consejos son muy generales, habría que adaptarlos posteriormente a cada caso según el resto de la salud de cada persona, y por supuesto siempre bajo la supervisión de su médico, pero espero que aunque de manera muy general, os sean útiles estos consejos.

Rosana

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.