Llega el verano, y con él el calor y las noches al aire fresco y las ventanas abiertas. Un gran placer del verano pero con un inconveniente habitual: los mosquitos y sus picaduras.

Durante el día, con el calor, buscamos las piscinas y los embalses de agua para bañarnos, pero no solo lo hacemos nosotros, las abejas, abejorros y otros muchos insectos también, por eso el verano es la estación en la que más frecuentemente se sufren picaduras.

¿Cómo prevenir las picaduras de los insectos??

La mejor solución para elaborar repelentes de mosquitos y de insectos en general con productos naturales nos la ofrecen los aceites esenciales. La mayoría de aceites esenciales, debido a la intensidad de sus aromas son repelentes de los insectos, pero tenemos un grupo de ellos que son los mejores: el Espliego macho, la Citronela, el Eucalipto azul y el Laurel. Estos 4 aceites esenciales son maravillosos para repeler todo tipo de insectos, podemos usarlos combinados o individualmente.

En las noches de verano podemos poner unas gotas de estos aceites esenciales en un difusor, o bien espolvorear unas gotas sobre la zona donde estamos reunidos, pero tal vez la opción más eficaz es fabricarnos nuestro propio repelente de insectos.

¿Cómo se prepara un repelente de insectos con aceites esenciales?

Para elaborar el repelente de insectos necesitamos:

  • Una botellita con tapón roll-on de 50 ml.
  • 45 ml de aceite de almendras dulces
  • 10 gotas de aceite esencial de Espliego macho
  • 10 gotas de Citronela de Java
  • 10 gotas de Laurel
  • 10 gotas de Eucalipto azul

La preparación es muy sencilla, basta con mezclar el aceite y las gotas de los tres aceites esenciales en la botella, agitar para disolver las gotas en el aceite y listo. Este aceite lo aplicaremos (con el roll-on) en la cara interna de las muñecas, de los codos y un poco por los brazos y antebrazos, aplicaremos también en tobillos, en la flexión de la rodilla y un poco en las piernas y muslos y finalmente también en la zona de la nuca.

Si queremos hacer un repelente para vaporizar, elegiremos un botellita de 50 ml con spray, utilizaremos los mismos aceites esenciales y en las mismas proporciones y los mezclaremos en una cucharada de sal, una vez se hallan disueltos los aceites esenciales en la sal, añadiremos agua hasta completar los 50 ml de la capacidad de la botella. Agitaremos bien para que la sal se disuelva en el agua y ya lo tenemos listo, es tan sencillo como vaporizar este spray sobre las cortinas, el sofá o sobre la estancia que nos interese.

¡Ya podemos disfrutar tranquilamente de la belleza de las noches de verano sin temer la incomodidad de los insectos ni los mosquitos!!!!

¿Qué hacer cuando nos han picado un insecto?

En caso de que ya hayamos sido víctimas de una picadura (por supuesto siempre que la picadura no sea grave ni requiera la atención de un médico) podemos aliviarnos de sus molestias aplicando una o dos gotitas de aceite esencial de espliego macho. El espliego macho es uno de los más poderosos antitóxicos y neutralizará el veneno rápidamente.

También podemos recurrir a la arcilla, mezclamos un poco de arcilla blanca o verde con una cucharadita de miel, lo mezclamos bien y aplicamos una generosa capa sobre las picaduras. El alivio será inmediato.

¡Ahora sí, ya estamos preparados para disfrutar del verano son miedo a las picaduras!!!

Rosana Ferre

 

 

 

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.