Cuando hablamos de dolor de lumbago o lumbalgia nos referimos al dolor de la parte baja de la espalda, desde las últimas costillas hasta los glúteos. El dolor puede variar mucho en intensidad, desde una molestia a un dolor fuerte agudo y lacerante que baja hasta las piernas y que prácticamente limita toda posibilidad de movimiento.

EL dolor de lumbago normalmente es muscular, y muchas veces complicado con problemas en la columna lumbar como desgastes de disco o pinzamientos que pueden complicad la lumbalgia con la lumbociática (cuando el dolor baja hasta las piernas). Cuando se tiene este tipo de dolor es importante acudir al médico, especialmente para descartar cualquier otro motivo de dolor en las lumbares, ya que hay patologías internas que también pueden producir dolor de lumbago (por ejemplo un cólico renal a veces empieza con dolor en la zona lumbar) una vez confirmado que la causa del dolor es muscular ¿a qué es debido el lumbago? Las causas de la tensión muscular en la zona lumbar pueden ser muchas, muchas vece el dolor es causado por un sobreesfuerzo que coge a los músculos en frío,  otras muchas es debido a las malas posturas, normalmente no llevamos una postura de la espalda correcta ni al andar, ni al sentarnos, ni al trabajar, ni prácticamente en ningún movimiento. Sería importantísimo que aprendiéramos a llevar nuestra espalda recta, andar con los glúteos y el abdomen comprimidos, a sentarnos con las piernas abiertas y la espalda bien recta, a agacharnos de cuclillas y no de lumbago,….es importantísimo aprender a corregir nuestras posturas diarias si queremos no volver a sufrir de lumbalgias. Loa  problemas estructurales de columna también pueden acabar sobrecargando la musculatura del lumbago, cuando tenemos artrosis en las vértebra, o bien descalcificación de cartílagos o tal vez pinzamientos, etc… estas patologías también cursan con dolor y en su intento de proteger la zona dolorosa, el cuerpo tensa la musculatura de la zona, nosotros mismos andamos rígidos por miedo a que un mal movimiento pueda desencadenar más dolor, pero esto, a veces, no hace sino empeorar el dolor, ya que al final los músculos se tensan tanto que se sobrecargas y se convierten en un foco de dolor añadido.

¿Qué podemos hacer nosotros para intentar aliviarnos?

Desde nuestro querer hacer podemos elaborar una sinergia o mezcla preparada con todo nuestro amor, pondríamos en un recipiente oscuro:

20ml de aceite de Árnica

10ml de aceite macerado de Hipérico

2ml aceite esencial de Eucalipto citriodora (azul)

1.5ml aceite esencial de Verbena exótica

1ml aceite esencial de Lavandín

0.5ml aceite esencial de Gaulteria

Con esta mezcla aplicaremos un suave más masaje en la zona lumbar siguiendo las indicaciones de nuestro siguiente vídeo, donde además nuestra profesora del curso de quiromasaje nos enseñará técnicas y ejercicios que podemos realizar nosotros en casa.

Esperamos seros de ayuda!!

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.