El otoño, con la llegada de los primeros fríos es la época de los resfriados. El otoño es una estación en la que el calor, la lluvia y el frió se alternan sin avisar, pasamos de temperaturas frías al amanecer a calurosas, incluso veraniegas al mediodía, y nuestro cuerpo acusa estos cambios y es fácil que nos resfriemos.

Podemos ayudar a nuestro cuerpo a prevenir los resfriados con remedios naturales, fáciles e inocuos, e incluso ayudar a que nuestro organismo se recupere más eficazmente de los resfriados una vez los ya tenemos encima. Para ello es importante en primer lugar llevar una alimentación sana y equilibrada, en la que abunden el agua, las frutas y las verduras. Un alimentación donde se abusen de los lácteos, la bollería y los azúcares hará que nuestros fluidos se espesen y por tanto que al resfriarnos generemos mucho más moco y más denso. El exceso de azúcares, bollería y dulces además, hace que nuestra respuesta inmunitaria sea más deficiente, y la falta de vitamina C no ayuda a nuestras defensas a actuar. Por tanto, una alimentación rica en frutas y verduras con gran contenido de vitamina C como las naranjas, kiwis, el brócoli, etc, ayudan a nuestras defensas, y el aporte de agua abundante, zumos naturales e infusiones nos ayuda a fluidificar la mucosa.

 Que cada estación tenga sus propios alimentos no es una coincidencia. La naturaleza pone a tu alcance los nutrientes que tu cuerpo necesita para estar sano en cada época del año. En otoño e invierno los cítricos son las frutas estrella, ya que contienen las dosis de vitamina C que nuestro organismo necesita para evitar y combatir los resfriados e infecciones.

El aporte de verduras ricas en vitamina A es también muy importante, puesto que la vitamina A actúa en la piel, la vista y también en las mucosas, por tanto, consumir diariamente zanahorias es de vital importancia. Otras verduras como el ajo y la cebolla tienen propiedades antisépticas que protegen al organismo de las infecciones. Así pues, los mejores aliados para la prevención de los resfriados serán las frutas, verduras y el agua.

También podemos utilizar remedios naturales que nos ayudarán tanto a prevenir como a tratar los resfriados

Remedios naturales:

Equinácea. Como enseñamos en nuestro curso de Fitoterapia, una de las plantas más eficaces para prevenir los resfriados es la equinácea. Su toma ayuda a la eficacia de nuestro sistema inmune, siendo por tanto un gran aliado para la prevención de los resfriados y otras infecciones comunes.

Propóleo. Es el componente estrella de muchos suplementos nutricionales de dietética y herbolarios, pues es un antiséptico (popularmente se le conoce como el antibiótico natural) potente, que dificulta que los agentes infecciosos puedan multiplicarse en nuestro organismo, por tanto facilita mucho a nuestras defensas la lucha contra la infección.

Uña de Gato. Una planta medicinal originaria de América del Sur. Su principal virtud es su capacidad para aumentar nuestras defensas. Podemos tomarla en infusión, aunque tiene un sabor bastante amargo, por ello recomendamos su ingesta en capsulas.

Tomillo, drosera, malva, malvavisco, gordolobo y eucalipto: Este es un combinado excelente para tratar los resfriados, la malva, el malvavisco, la drosera y el gordolobo son mucilaginosas, plantas que ayudan a regenerar la mucosa y expulsar la mucosidad. Eucalipto, un potente broncodilatador que nos ayudará a respirar mejor y a despegar la mucosidad de las vías respiratorias. El tomillo es un potente antiséptico muy útil en el tratamiento de los resfriados. Esta infusión tomada en vasitos pequeños, calientes y con  miel y tomada muy frecuentemente (un pequeño vasito cada dos horas) será uno de los mejores aliados contra los típicos resfriados del otoño o invierno.

Rosana Ferre

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.