Quinoa: un alimento muy completo y equilibrado, digno de convertirse en uno de los platos habituales de nuestra mesa.

La quinoa es un cereal originario de los Andes, donde los Incas lo cultivaban y consumían desde hace más de siete mil años. En la cultura Inca este cereal era llamado el “grano madre” y se lo consideraba un cereal sagrado y no sin motivo, ya que es un alimento tan completo, que en épocas de hambruna, cuando escaseaba la carne y los vegetales, la quinoa podía asegurar la supervivencia del ser humano y además su cultivo era relativamente fácil ya que soporta muy bien las inclemencias del clima.

En nuestro curso de dietética utilizamos mucho la quinoa para equilibrar y completar nutricionalmente nuestras dietas, ya que es un cereal que completa el aporte de aminoácidos , vitaminas y minerales sin aumentar las grasas saturadas.

La quinoa destaca por su alto contenido en proteínas, un 13%, un aporte similar al del huevo o el pollo, por tanto, aunque la quinoa es un cereal, nutritivamente se le clasifica como alimento proteico (no hidrato de carbono). Pero más importante todavía es que la quinoa posee todos los aminoácidos esenciales. Las proteínas son cadenas de aminoácidos, muchos de ellos nuestro organismo los puede sintetizar, pero hay 8 aminoácidos que son esenciales para el ser humano, es decir que no los podemos sintetizar, los debemos obtener necesariamente de la dieta, y son:

– Metionina: inhibe la acumulación de grasa en el hígado.

– Triptofano: precursor de la serotonina, imprescindible para un estado de ánimo óptimo.

– Fenilalanina: para nuestra piel y el tejido conjuntivo.

– Lisina: necesaria para nuestro sistema inmune y hormonal.

– Treonina: coadyuvante en los procesos de detoxicación hepática.

– Valina: para el crecimiento y la regeneración de los tejidos.

– Leucin e isoleucina, imprescindibles para la formación y reparación del tejido muscular.

Y además de estos 8 aminoácidos, los niños tampoco pueden sintetizar la arginina y la histidina, aminoácidos imprescindibles para el correcto crecimiento de los niños.

Pues bien, solo existen dos alimentos que contienen todos los aminoácidos esenciales, uno es el huevo y el otro es la quinoa. La quinoa es rica en los 10 aminoácidos descritos y por tanto podemos comprobar cómo de importante es tanto para nuestro sistema inmune, nuestro sistema nervioso y en general para la formación, crecimiento y reparación de nuestros tejidos, de nuestro organismo.

Por si esto no fuera suficiente, la quinoa es muy baja en grasa, tan solo un 5% y además la mayoría de ellas son grasas poliinsaturadas, especialmente rica en omega 6. Este tipo de grasas ayudan a controlar el colesterol LDL, el llamado “colesterol malo” y son imprescindibles para el sistema nervioso, el cerebro, la piel y el aparato reproductor.

Pero hay más todavía, la quinoa es una fuente muy importante de oligoelementos, vitaminas y minerales. 100 g de quinoa aportan, 60 mg de calcio, 210 mg de magnesio, 309 mg de fósforo y 3,3 mg de cinc, rico especialmente en vitaminas del grupo B (responsables del buen funcionamiento del sistema nervioso y la piel) y en vitamina E (vitamina antioxidante, importante para nuestro sistema hormonal y reproductor)

Otra gran ventaja de la quinoa es que no contiene gluten, con lo cual es apta para celíacos. Posee un índice glucémico muy bajo y contiene mucha fibra, lo cual la convierte en un alimento ideal de los diabéticos.

La quinoa es muy utilizada en dietas para control de peso, ya que es alta en proteínas , posee un índice glucémico bajo y aporta mucha fibra, lo cual da sensación de saciedad y nos ayuda a ir al baño.

También es muy utilizada por deportistas, porque es una fuente de proteínas y aminoácidos maravillosa.

Muy recomendable para embarazadas y niños, para la correcta formación, desarrollo y crecimiento de los tejidos.

La quinoa por todas sus propiedades nutricionales se está convirtiendo en un alimento muy apreciado, y cada vez se introduce más en nuestra cultura, pero además el cultivo de la quinoa es relativamente fácil, ya que se adapta muy bien a las variaciones climáticas y geográficas, aunque en la actualidad la mayor parte de su producción continua realizándose en Sudamérica.

Quinoa: un alimento muy completo y equilibrado, digno de convertirse en uno de los platos habituales de nuestra mesa.

Rosana Ferre

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.