niña anemiaLa anemia (del griego alhaima, falta de sangre) se produce cuando existe una disminución en la cantidad de hemoglobina o glóbulos rojos de la sangre, encargados de llevar oxígeno a los tejidos del organismo. Las materias primas necesarias para producir estas células son las proteínas, el hierro y las vitaminas (ácido fólico y B12). De éstos, el hierro es una de las más importantes. En este artículo os daremos algunos consejos y remedios para tratar la anemia de vuestro hijo/a. Lo más importante es estar seguros de cual es la causa, debemos visitar un especialista que nos descarte la posibilidad de que sea otro tipo de enfermedad la que esté causando la anemia, como pueda ser gastritis, alergias, celiaquía, etc. Una vez lo tengamos claro, pasaremos a seguir una serie de costumbres diarias que recuperarán rápidamente la falta de hierro en su organismo y lo ayudarán a sentirse mucho mejor a corto plazo.

Qué alimentos debemos incluir en su dieta?

-Alimentos ricos en hierro como fresas, melocotones, ciruelas pasas, bananas, yema de huevo, cerezas, aguacates, orejones y manzanas.

-Alimentos ricos en vitamina C como frutas cítricas (naranjas, limones…) y frambuesas, fresas, kiwi, etc., ya que incrementan  la absorción del hierro.

-Alimentos ricos en ácido fólico (vitamina B9) como el brocoli, el plátano y las hojas de color verde oscuro.  Éste es vital para la formación de los glóbulos rojos en la médula ósea.

-Evitar la ingesta de helados, bollerías (dulces industrializados), al tener aditivos que obstruyen la absorción del hierro.

-Evitar el consumo de alimentos con ácido oxálico, como el chocolate.

Crearemos una dieta para el niño donde coma carne de vaca, pollo y pescado. Legumbres como las alubias, lentejas, garbanzos o soja. También es importante que coma verduras: guisantes, espinacas, brócoli, coliflor o remolacha. Sabemos que son alimentos que seguramente a muy pocos niños les gusten, pero recomendamos que intentéis introducirlos en su dieta de la mejor manera posible, ya sea triturados o combinados con otros alimentos que les gusten más. Muy importante a tener en cuenta que el consumo de lácteos como la leche, el yogurt o el queso, durante las comidas, dificultará la absorción del hierro. Es preferible que beban agua o zumo de naranja natural. Además de la alimentación, también podemos reforzar la falta de hierro a través de suplementos alimenticios como el Ferrodiet o el Floradix. Podemos darle dos cucharaditas de polen al día, que suele gustarles mucho, tanto sólo como mezclado en zumo. Otra opción es la homeopatía, el Ferrum Phosphoricum. Y por último, en niños que comen muy poquito, Alholvas en gotas, unas 20, tres veces al día si el niño es mayor de tres años, o 15 gotitas, tres veces al día si es menor de tres años. Esto le ayudará a recuperar el apetito y la debilidad general.

Génesis Gutiérrez

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.