Cursos de dietética

Noticias sobre salud, terapias alternativas. Cómo combatir la anemia desde los cursos de dietética elaborando una dieta para combatir la anemia.

Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno desde nuestros pulmones hasta nuestras células. En nuestras células este oxígeno se une a una glucosa y mediante esta reacción que denominamos respiración celular nuestras células obtienen energía, energía para que nuestro cerebro piense, aprenda, memorice…, energía para poder movernos, energía para que nuestro corazón no deje de latir, para hacer la digestión, etc. Es por esto que si la distribución de oxígeno a nuestras células es deficiente, el primer síntoma que detectaremos es la astenia, el cansancio y la apatía.

En las anemias causadas por carencias nutricionales, podemos distinguir dos tipos, la anemia microcítica y la macrocítica. En la anemia microcítica tenemos el número de glóbulos rojos (hematíes) correcto, pero son pequeños, es decir les falta hemoglobina. La hemoglobina es la sustancia que se encuentra dentro de los glóbulos rojos, formada sobre todo por hierro y que es la responsable de atraer a las moléculas de oxígeno. Por tanto en este tipo de anemia lo que le falta a nuestro organismo es hierro. Para un correcto aporte de hierro desde la dieta es importante tener en cuenta varios aspectos:

– En un primer lugar el hierro junto con el calcio son los dos minerales más difíciles de asimilar a nivel intestinal, es por ello que no debemos combinar en una misma toma alimentos muy ricos en hierro y en calcio a la vez porque la competencia por la asimilación a nivel intestinal hará que no se asimilen totalmente, por tanto, es mejor tomarlos a horas distintas.

– Es importante asegurarnos de que nuestro digestivo está totalmente sano, las gastritis crónicas, la celiaquía y otras enfermedades que provocan inflamación de la mucosa intestinal pueden provocar que no se asimile correctamente el hierro.

– Un café, una coca cola, comer deprisa o de manera acelerada pueden irritar la mucosa intestinal y por tanto dificultar la absorción del hierro.

–  El hierro trabaja en sinergia con el Cobre, el Cinc, y vitamina C, por tanto es importante asegurarnos la toma de todos estos nutrientes.

La anemia macrocítica presenta menos hematíes de los que debiéramos tener pero más grandes de lo normal, debido a que con menos glóbulos rojos hemos de transportar la misma cantidad de hemoglobina. En este caso, la carencia dietética no es de hierro, sino de las vitaminas B9 y B12 que son necesarias para la formación de glóbulos rojos.

En el curso de dietética estudiamos cómo elaborar una dieta para combatir la anemia, estudiamos qué alimentos son más ricos en hierro: lentejas, garbanzón, soja,  remolacha, espinacas, acelgas, orejones, cereales integrales, ternera, carne de caballo, huevo, atún, almejas, mejillones, nueces, etc…. Los alimentos ricos en vitamina B9 y B12 son, las algas, la levadura de cerveza, las verduras  como las acelgas y la lechuga, lentejas, alubias, remolacha, ….

La naturaleza como siempre sigue sorprendiéndonos y en los cursos de dietética podemos descubrir como podemos unir estos alimentos de manera que actúen con mucha mayor sinergia que si.

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.