Se trata de una receta deliciosa y super fácil de preparar. Además estaremos aportando energía a nuestro organismo con los carbohidratos y fibra, que ayudará a absorberlos mejor. En conjunto es una receta rica en vitaminas y minerales como el potasio, fósforo, calcio, hierro, ácido fólico, magnesio y vitaminas del grupo B.

Este plato es de origen británico cottage pie, cuya traducción literal es “pastel del rancho”. En la receta original se utiliza carne además del puré de patata y en cada país existe una forma distinta de prepararlo. En este caso vamos a hacer una versión baja en grasa, sin aceite y sin carne. Y está tan rica que no los vais a echar nada de menos.

Para saltear las verduras suelo utilizar caldo de verduras o salsa de soja. Es un plato super sabroso y se conserva genial en la nevera. Si haces bastante cantidad puedes incluso congelarlo porque sigue quedando perfecto.

Para sustituir la carne he utilizado lentejas pero puedes utilizar cualquier legumbre o también soja texturizada. Con todas las opciones queda riquísimo. ¡Vamos allá!

INGREDIENTES

PARA EL RELLENO:

  • ½ taza de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • ½ calabacín
  • ½ pimiento rojo
  • ¼ taza de vino blanco, opcional
  • 1 lata de tomate triturado
  • ½ bote de lentejas
  • 1 cucharadita de pimentón en polvo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta negra al gusto

PARA EL PURÉ DE PATATAS:

  • 4 o 5 patatas
  • 1/2 de taza de leche vegetal
  • 2 cucharadas de levadura nutricional o de cerveza
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra al gusto

 

INSTRUCCIONES:

  1. Pela las patatas, trocéalas y cocínalas en una olla con agua durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernas.
  2. En una olla o sartén honda echa el caldo junto con todas las verduras troceadas (cebolla, ajos, zanahorias, calabacín y pimiento rojo) y cocina a fuego medio durante 15 minutos. Después añade el vino blanco y déjalo unos 5 minutos más hasta que se haya reducido.
  3. Echa las lentejas (previamente lavadas o cocidas si no son de bote), el tomate triturado y las especias. Remueve todo y deja unos 10 minutos más.
  4. Pon las patatas en un bol y machácalas con ayuda de un tenedor o pasapurés. Si quieres también puedes usar una batidora de mano. Añade la leche (yo utilizo de soja, pero puede ser de avena), la levadura de cerveza, la sal y la pimienta y remueve hasta que estén bien integrados.
  5. Coloca el relleno en una bandeja de horno y echa por encima el puré. Yo le hice unas marcas con el tenedor pero es opcional, sólo es para decorar.
  6. Y mételo en el horno durante 20 minutos a 180º o hasta que el puré quede doradito.

Como veis es una receta muy sencilla, todos los ingredientes combinan genial y va a gustar tanto a adultos como a niños. Una forma riquísima de comer verduras y legumbres y que además podéis preparar cuando vengan invitados porque acertáis seguro. Se pueden utilizar las verduras que más os gusten o que tengáis en casa y es un plato que os va a sacar de cualquier apuro cuando no sepáis que hacer.

¡Bon profit!

Génesis Gutiérrez

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.