La albahaca, Ocimum basilicum, también conocida como “planta de reyes” fue una planta consagrada en la época romana al dios Marte y asociada al duelo y la desgracia. La albahaca es una planta de gran tradición medicinal, de ella hablan ya Hipócrates y Plinio que describes sus propiedades digestivas y sedantes del sistema nervioso. La albahaca también tiene su tradición en Egipto, donde la usaban como componente para embalsamar. También en la tradición Hindú, la albahaca era una planta muy respetada, vinculada a la diosa Tulasí a quien se asociaba con la albahaca (Tulsí es el nombre de la albahaca india)

La cultura árabe también utilizó mucho esta planta, de hecho su nombre albahaca proviene del vocablo árabe al-habak. Los árabes usaban la planta y sus aceites esenciales por sus propiedades digestivas y su acción sobre los males de estómago, y también era muy utilizada para cocinar, de hecho muchos platos Murcianos actuales son el recuerdo del uso que los árabes hacían de la albahaca en su cocina.

En la época medieval, la albahaca es citada por el famoso alquimista Arnau de Vilanova por sus propiedades para tratar la depresión, y los estados de nerviosismo. También decía que era muy buena para los resfriados, para calmar los dolores de los partos e incluso para quitar verrugas.

Popularmente la albahaca se decía que atraía el mal de ojo, y quien deseaba demostrar su enemistad con otra persona le llevaba un ramillete de albahaca,  curiosamente también se utilizaba para curarlo. Por contraposición, los cristianos solían llevar la albahaca en procesiones y romerías para las bendiciones.

Es curioso como esta planta está que está asociada al duelo y las desgracias también encontramos tradiciones que la asocian al amor, la pasión y la fecundidad, pues muchas jóvenes ponían una planta de albahaca en su balcón para atraer a su amor.

Vemos que la albahaca tradicionalmente tiene simbolismos muy opuestos: la bendición y la maldición, el rey y lo plebeyo, el amor y el odio. Estamos ante una planta de simbolismo muy dual, de hecho en ella, se decía en el Medievo que era una planta regida por el elemento fuego y el elemento agua y por las fuerzas de la Luna y el Sol, elementos y fuerzas de características opuestas que hacían que la albahaca se pudiera utilizar para proteger o para maldecir, para atraer el amor o la venganza,…

La albahaca es muy apreciada desde la antigüedad, especialmente por sus propiedades digestivas y relajantes del sistema nervioso. Hoy en día sabemos que la albahaca efectivamente posee propiedades digestivas, es antiespasmódica, antiséptica y relajante del sistema nervioso, con lo cual la podemos usar con mucho éxito para cualquier alteración digestiva, pero especialmente efectiva será para las causada por la acción del sistema nervioso y el estrés.

La albahaca es rica en vitamina K y A, hierro, calcio, magnesio. saponinas,  vitamina C; su aceite esencial es rico en  estragol, linalol, cineol, eugenol, sabineno, mirceno y el limoneno, todos estos son capaces antibacterianos, antifúngicos y vermífugos, con lo cual el uso de la albahaca puede estar indicado para evitar las infecciones.

La albahaca es carminativa, nos ayudará a la expulsión de gases y a evitar la hinchazón de vientre, también es antivomitiva, con lo que puede ayudarnos mocho en empachos e indigestiones con vómitos. Es diurética y también muy beneficiosa para los resfriados y los estados gripales.

Pero la albahaca no solo tiene tradición como planta medicinal, sino también es y ha sido muy importante en  cocina, es una planta que forma parte como ingredientes en numerosas recetas. Es un condimento que aromatiza platos y les confiere un aroma muy agradable, al tiempo que al tener propiedades digestivas y antisépticas nos ayuda a digerir las comidas de las que forma parte y al tiempo evita la acción de bacterias que puedan hallarse en las comidas, con lo que es un excelente preventivo de infecciones digestivas e intestinales.

Así pues vemos que la albahaca debe estar presente siempre en los hogares, primero para cocinar con ella y después de comer para tomar una infusión que nos equilibre nuestro sistema nervios y nos ayude a mejorar nuestras digestiones.

Rosana Ferre

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.