El Castaño (Castanea sativa) es originario de Asia Menor, introducido por los romanos y los griegos en Europa, es un árbol que no crece bien en suelos calcáreos, pero sí en suelos silíceos y con abundante humedad. En España abunda en la zona del norte, en el clima oceánico.

El Castaño es un árbol frutal muy apreciado desde el origen de los tiempos por sus castañas. El Castaño es un árbol de crecimiento muy rápido, puede llegar a alcanzar los 25 m de altura. Es un árbol muy longevo, puede vivir mil años, aunque su máximo desarrollo lo alcanza a los cincuenta años, a partir de ahí el tronco no para de expandirse, puede llegar a medir 2 metros de diámetro y se va quedando hueco, de hecho, dice la tradición que un castaño viejo puede albergar en su interior a un rebaño de ovejas. Este hecho tan curioso de tener el tronco hueco ha originado múltiples leyendas sobre el castaño que dicen que posee propiedades mágicas capaces de absorber los dolores y las malas energías, y que por tanto refugiarse a la sombra de un castaño te quita los males, tanto dolorosos como energéticos. Por este motivo, la tradición también cuenta que llevar una castaña en el bolsillo alivia los dolores, dolores óseos y articulares, venosos, hemorroides, ciáticas,…

El castaño se atribuía en la antigüedad al dios Júpiter, por su capacidad de expandirse, por la amplitud de su tronco, pero también a Saturno, el dios del inframundo, se decía que la castaña era el alimento del difunto en su viajo al más allá. También se hacían ofrendas de castañas en la noche de todos los santos a los difuntos para aplacar su ira.

Las hojas del castaño son grandes, de hasta 20 cm de longitud, coriáceas y caducas. El castaño florece en mayo y junio, posee flores masculinas y femeninas que crecen juntas y que al madurar son de color amarillo. En otoño maduran convirtiéndose en castañas. Las castañas son una cúpula espinosa (o erizo) que dentro contiene entre 2 y 7 castañas.

Propiedades del castaño: El castaño es muy rico en taninos, por tanto tiene propiedades astringentes y antisépticas. La infusión de las hojas o la corteza de castaño es un buen remedio para cortar las diarreas. Pero usado en exceso puede resecar e inflamar la mucosa del tubo digestivo, por tanto su uso oral se limita al momento de las diarreas.

En uso tópico, aplicar infusión de las hojas o corteza del castaño sobre heridas, prurito y eccemas húmedos, ayuda a desinfectarlos y a que las heridas cicatricen más rápidamente y que las erupciones de piel se recuperen antes.

Las hojas del castaño son ricas en hamelosido, un componente con propiedades expectorantes, antitusígenas, calmantes y antiinflamatorias, esto lo convierte en un buen aliado en los casos de resfriados, y procesos del aparato respiratorio, ayudan a calmar la tos, desinflama los bronquios, ayudan a expectorar,…

Propiedades de las castañas: Las castañas también poseen taninos, por tanto también son astringentes, tomar infusión de castaña puede ayudar a cortar las diarreas. Comer abundantes castañas cuando estamos sanos puede causar estreñimiento.

Las castañas son alimentos muy ricos en nutrientes, pero si las tomaos crudas, son difíciles de digerir, por tanto no será recomendable abusar de ellas o generaremos digestiones lentas y flatulencias.

Las castañas han sido el alimento básico hasta la llegada de la patata. La castaña contiene gran cantidad de hidratos de carbono, un 40%, también es rica en proteínas, minerales (Calcio y potasio) y vitaminas A, B y C. El castaño es conocido también con el nombre de “árbol del pan” porque de sus castañas se elaboraba harina, y de la harina de castaña, tortas. Las castañas se parecen mucho en su composición a los cereales, se las llamaba “el pan que crece en los árboles” (no contiene gluten). Las castañas formaban parte de fundamental de la dieta en las zonas del norte de España, donde más abunda el castaño, el caldo gallego, el pote asturiano son prueba de ello. También se hervían con leche y se añadían a los caldos.

Las castañas son un alimento muy bueno para los niños, pues por su aporte de Calcio y potasio son buenas para el desarrollo de los huesos y los músculos. También para deportistas pues son un aporte energético muy bueno y por la presencia del potasio que evita rampas y sobrecargas musculares.

Por el aporte de vitamina B, la castaña es muy buena para la piel y el sistema nervioso.

Propiedades del aceite de castaña: este aceite es muy rico en grasas insaturadas que ayudan a arrastrar y reducir los niveles del colesterol LDL. También es muy valorados en cosmética, aplicar unas gotas de este aceite sobre el rostro aporta a nuestra piel firmeza y suavidad, también en nuestros cabellos, impregnar el cabello con aceite de castaña le aporta fortaleza y repara las puntas.

Rosana Ferre

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.