nenesalcole¿Cómo pueden las flores de Bach ayudarnos a facilitar la incorporación al colegio de nuestros niños?

Ya estamos en Septiembre, el mes de la vuelta al cole. Para los niños, después de casi tres meses de vacaciones, la vuelta al cole puede ser un momento de cambio importantísimo, tanto para los que ya tienen ganas de volver como para aquellos que preferirían continuar con las vacaciones.También están los que van al cole por primera vez, y eso conlleva separarse de la familia, entrar en un ambiente desconocido y el miedo al “y si no vuelven a por mi…”

Un momento de cambio así va a alterar un poco a cualquier niño, se van a sentir nerviosos, algo temerosos y algunos incluso con dolor de barriga. Para todos ellos, y sobre todo pensando en los que la vuelta al cole no les supone un momento de alegría, los podemos ayudar enormemente con la toma de Flores de Bach.

La flor de Bach para los cambios es el Wallnut. Nos ayuda a adaptarnos con mayor facilidad a los cambios. Para los niños que vuelven ahora al cole y más todavía para los que este año sea su primer día de colegio o aquellos que cambien al instituto, la toma de Wallnut les será de gran ayuda, el niño se adaptará más rápidamente a la nueva rutina, sin las lloreras y “burreras” de los primeros días de cole, los “Yo no quiero ir al cole” continuos o los dolores de barriga que les dan a muchos niños solo de pensar en que quedan pocos días para volver.

El Wallnut, igual que el resto de Flores de Bach es totalmente inocuo, lo pueden tomar niños, embarazadas y lactantes sin ningún efecto secundario. Para la vuelta al cole, deberíamos tomar tres o cuatro gotitas bajo la lengua de seis a ocho veces al día, y especialmente en los momentos en que veamos al niño preocupado. Para aquellos niños que además tengan miedo a la vuelta al cole, bien porque no se lleven bien con algunos compañeros, hayan tenido problemas de integración o simplemente el cole sea “algo demasiado grande y serio” para ellos, podemos preparar una combinación de Wallnut con Mimulus y Larch. El Mimulus para el miedo y el Lach para aportarles seguridad en sí mismos, que tengan la certeza de que todo les va a ir muy bien. Para aquellos que normalmente sufran la vuelta al cole con rabietas muy fuertes, mejor poner en la mezcla Rock Rose en lugar de Mimulus. Además podemos ponerles en las muñecas y detrás de las orejas, unas gotitas de aceite esencial de mandarina para que se sientan más tranquilos y felices.

Pero lo más importante, es tratar a los padres. Si la mamà o el papà tiene miedo de que el nene lo pase mal en el colegio, se lo transmitirá. Por lo tanto, deberà tomar las flores que hemos comentado anteriormente. “Lo que tu sientas como normal será lo que sienta tu bebé”. Si crees que el colegio será divertido para él, lo será. La alegría, las sonrisas y muchos besitos son los elementos más reconfortantes para los niños!! Es la mejor medicina!!

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.