La alergia primaveral se calcula que puede afectar a un 30% de personas, no todas ellas diagnosticadas. Esto es porque, solo aquellas que notan síntomas intensos que les obligan a medicarse, acuden a su médico. Cuando esto último ocurre y año tras año deben acudir para cambiar la dosis, es cuando valoran la naturalidad y buscan terapias contra las alergias primaverales.

En muchos casos los confunden con catarros y toman medicación para catarro o gripe. Como muchos de estos antigripales tienen ciertas dosis de antihistamínicos, que es la medicación que se ofrece actualmente para la alergia, sienten alivio y no llegan a saber que, en realidad, son alérgicos.

Los antihistamínicos tratan uno de los síntomas más frecuentes en la alergia primaveral, la rinitis alérgica. Esto es, la congestión nasal que sienten quienes sufren alergias. A mayores, se pueden dar otras medicaciones para ayudar a paliar los dolores de cabeza o para los síntomas que se manifiestan en la piel, como picores o rojeces.

Además de estos síntomas físicos existen otros síntomas que son más difíciles de concretar para los afectados como, por ejemplo, cansancio y mal humor derivados de soportar los síntomas de la alergia. Esto les afecta en su trabajo y también en su vida diaria.

No son infrecuentes los síntomas de depresión en personas con alergias fuertes, que son los que sufren más complicaciones en su vida, hasta el punto de no poder realizar salidas a la naturaleza durante la primavera.

Conseguir paliar todos estos síntomas sin tomar una medicación que pueda ser dañina a medio y a largo plazo y causar multitud de efectos secundarios, es posible gracias a las terapias alternativas y son varias la que se ocupan de dar una respuesta a este problema tan serio. Te las contamos a continuación:

La fitoterapia para aliviar los síntomas

La fitoterapia es una terapia alternativa que consiste en el tratamiento de las enfermedades a partir de productos de origen vegetal. Los especialistas en fitoterapia pueden recomendar las plantas o la combinación de las mismas para tratar los diferentes síntomas de la alergia primaveral.

El tratamiento de la rinitis alérgica mediante tratamiento natural por fitoterapia evita no solo tomar antihistamínicos, sino también el uso de aerosoles que, si bien parecen muy efectivos y alivian prácticamente al instante la oclusión nasal, son muy peligrosos. Además de poder causar un efecto rebote cuando se utilizan más de cuatro o cinco días seguidos, los aerosoles nasales pueden llegar a causar una gran adición y, cuando se utilizan con demasiada frecuencia, incluso daños en el corazón.

También se puede tratar mediante fitoterapia otro síntoma muy habitual en los alérgicos, los problemas de faringitis y laringitis. Y también en este caso de manera totalmente natural.

Pero la fitoterapia no se limita al uso que se puede hacer directamente sobre los síntomas. El especialista en fitoterapia también puede dar una serie de consejos a la persona alérgica sobre cómo y con qué limpiar su casa o qué cambios puede implementar en su modo de vida para que esta sea más natural, equilibrada y se eviten muchas alergias.

Descubre más en nuestro curso

El tratamiento de alergias con flores de Bach

La terapia floral, también conocida como terapia de flores de Bach, parte de una premisa muy importante: el origen de toda enfermedad surge de un problema emocional. Por tanto, no se trata de actuar sobre los síntomas de la alergia sino de ir al origen, tratando las emociones y consiguiendo que el paciente se equilibre a nivel interior. Es una de las terapias contra las alergias primaverales que te aconsejamos estudiar para mejorar el día a día de tus pacientes alérgicos.

Si se logra este equilibrio, los síntomas de la enfermedad desaparecerán por sí mismos sin necesidad de otro tipo de tratamiento. Para lograr este equilibrio se recurre a preparaciones a base de 38 flores básicas a través de las cuales se consiguen toda una serie de esencias. La manera de tratarlas es ingiriéndolas con agua pero también diluyéndolas en el agua del baño.

terapias contra las alergias primaverales

Dado que solo se aplican unas gotas por vaso o en la bañera, nos encontramos ante un producto totalmente seguro, que no va a causar efectos secundarios y tampoco va a intoxicar o a crear adicción.

Descubre más en nuestro curso

Acupuntura, otra alternativa para el tratamiento de las alergias primaverales

Otra de las terapias contra las alergias primaverales mas conocida es la acupuntura, la cual trata mediante agujas, las lineas de energía que según la medicina tradicional china, recorren el cuerpo humano. Al clavar las agujas en puntos muy concretos, se actúa sobre esas lineas de energía.

Según las escuelas tradicionales de la acupuntura china, cuando sufrimos una alergia primaveral es porque los órganos relacionados con esta estación no tienen su energía convenientemente equilibrada y hay que restablecer este equilibrio gracias al uso de las agujas en puntos exactos.

En el caso de la alergia primaveral, esta se correspondería con el hígado y, por tanto, se tratarían las lineas de energía directamente relacionadas con este órgano para restablecer su buen funcionamiento.

Descubre más en nuestro curso

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.