La Siempreviva, pertenece al género de las Sempervivum, del que hay más de 30 especies de plantas que llamamos crasas o suculentas, ya que tiene la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua. En esta entrada nos vamos a centrar en la variedad Sempervivum tectorum, una de las que más propiedades medicinales contiene. Esta variedad solía nacer en los tejados, de hecho su nombre significa “siempre viva en los tejados”.

            La Siempreviva, también conocida como alcachofera de gatos o barba de Júpiter, crece formando rosetas. Sus flores crecen sobre tallos erectos que pueden llegar a medir de 30 a 50 cm de altura, tienen forma de estrella y son de color rosado o rojizo. La Siempreviva mantiene todo el año sus hojas verdes y tiernas, de ahí el nombre de “siempre viva”, además es capaz de soportar las condiciones de frío, calor y falta de aguas más extremas, es muy resistente.

La Siempreviva ha sido muy utilizada desde la antigüedad, se solía plantar en los tejados, pues se cree que atrae a los rayos protegiendo a las viviendas y a las personas de estos. Se decía que era una planta creada por Zeus (el dios de los rayos), por eso se la llamaba las barbas de Zeus. En los países Celtas en lugar de a Zeus se otorgaba esta planta a Thor, de nuevo su Dios principal, con lo cual vemos la gran importancia que los antiguos le daban a la Siempreviva. No solo se decía que actuaba de pararrayos, sino que protegía y traía suerte a los habitantes de la casa.

Desde la antigüedad, la Siempreviva se ha utilizado para tratar inflamaciones como la faringitis la otitis o la traqueítis, también para la piel, para cicatrizar heridas, para llagas, accesos y quemaduras. Para calmar el dolor en casos de gota, en picaduras de insectos y para quitar verrugas y pecas. También lo usaban para las úlceras e inflamaciones de la mucosa digestiva. Plinio el Viejo recomienda el uso de las hojas machacadas para la piel: escaldaduras, callos, verrugas, tiña, picaduras, ardor de ojos, dolor oídos,… Dioscorides le añadió la capacidad de bajar la fiebre.

La medicina espagírica asociaba esta planta a las fuerzas de Marte (pues sus flores y bordes de las hojas son rojas), a la Luna (por contener tanta agua y tacto blando) y a Júpiter por su crecimiento expansivo y su forma ordenada en rosetas. Para los espagiristas Marte rige las inflamaciones, por eso también ellos le atribuyeron propiedades antiinflamatorias para la garganta, el digestivo, los dolores de gota, la otitis, … La Luna es la señora de la piel y las defensas, así pues ellos describieron también las propiedades de la Siempreviva para las lesiones de piel: acné, forúnculos, llagas, úlceras, heridas y quemaduras. Pero además también vieron en la planta sus propiedades para contrarrestar las infecciones, pues la fuerza de la Luna regula las defensas, por ese motivo la recomendaban para infecciones de orina, infecciones respiratorias, etc… Finalmente, Júpiter rige Hígado, por tanto, los espagiristas hablaron de las propiedades hepatoprotectoras y tónicas del hígado.

Hoy en día, cientos de años después, es maravilloso ver que continuamos usando esta planta de la misma manera, solo que ahora conocemos exactamente qué principios activos son los responsables de cada acción medicinal de la planta.

En la actualidad destacamos esta planta por sus propiedades inmunomoduladoras, hepatoprotectoras y reepitelizantes. La Siempreviva es rica en flavonoides, especialmente en Kaempferol y quercitina (se está estudiando la acción preventiva de ciertos cánceres gracias a estos compuestos). También es rica en cumarinas, lo cual le otorga un efecto anticoagulante y de reabsorción de líquidos que la hace recomendable para los edemas y la retención de líquidos. Las cumarinas en sinergia con el ácido fórmico de la Siempreviva actúa como calmante de los dolores y antiinflamatorio. Además posee principios amargos que le confieren su acción tónica sobre el hígado favoreciendo la acción tónica del hígado que ayuda a depurar la sangre y mejorar las digestiones y también a emulsionar las grasas con lo que se han observado propiedades hipolipemiantes (ayuda a bajar el colesterol) en ella.

Es rica en ácido ascórbico, ácido isocítrico, ácido málico y ácido malónico que le aportan propiedades despigmentantes de la piel, esta planta se puede usar con mucho éxito en cosmética para despigmentar pecas y lunares además es cicatrizante, para casos de acné y heridas, aporta suavidad y tersura a la piel.

La simpreviva es rica en taninos, polifenoles, glicósidos de quercitina, isoramnetina, escutelerina y astragaina, aminoácidos libres como la asparagina, ácido carbónico fenol y flavonoides que actuando en sinergia con el resto de compuestos la hacen destacar por sus propiedades inmunomoduladoras y antiinflamatorias. La Siempreviva da buenos resultados en el tratamiento de infecciones (como ya sabían los antiguos para la otits, faringitis y demás inflamaciones e infecciones de las vías altas respiratorias)

También es rico en mucílago y saponinas que le confieren sus propiedades recuperadoras de mucosas, para regenerar úlceras, inflamaciones digestivas y también faringitis, traqueítis y laringitis.

En uso tópico podemos usar la siempreviva extrayendo el jugo de las hojas de la planta y aplicándolo directamente sobre la piel, es un excelente remedio, la regenera, elimina imperfecciones, también da buenos resultados en hemorroides, aplicado en uso tópico, para ayudar a cicatrizar heridas, en casos de eccemas, llagas y pústulas y en aplicación local también para calmar dolores. Lo aplicaremos varias veces al día durante espacios de 20 o 30 minutos y luego retiraremos con una gasa o esponja.

Para la vía interna podemos hacer la infusión de las hojas, pero funciona mejor de nuevo extraer el jugo, o con licuadora, o pelando las hojitas y triturando su jugo y mezclándolo con miel, a razón de la mitad de la miel que de jugo de siempreviva y tomar de tres a seis cucharaditas al día según la necesidad. Nos dará buenos resultados para casos de úlceras, colitis infecciosas, como laxante suave para regular estreñimientos, como tónico hepático, para coadyuvar en las dietas para bajar el colesterol o los triglicéridos, para calmar los dolores, para casos de faringitis y afonías.

La Siempreviva, una planta muy bella para decorar nuestros jardines, y más bella aún por sus múltiples y maravillosas propiedades medicinales.

Rosana Ferre

 

 

 

 

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.