El Agua del Carmen, agua de Toronjil o Melisana es un licor a base de Melisa cuya receta fue creada en 1611 por una comunidad de religiosos de los Carmelitas Descalzos. Pero, realmente, el licor de melisa aparece ya en textos mucho más antiguos, la antigua medicina Espagirista prepara sus elixires de Melisa a base del espíritus vinii (es decir, alcohol extraído del vino) en maceración con Melisa.

La antigua ciencia Espagiria preparaba la mayoría de sus elixires con alcohol extraído del vino o de la fermentación de la propia planta y con ellos realizaba maceraciones, que mezclaba con las infusiones, las calcinaciones o los aceites esenciales de la propia planta en unas formulaciones complicadas que daban como resultado remedios de gran poder curativo. Uno de tantos remedios era el elixir de melisa que ellos utilizaban para calmar el sistema nervioso, especialmente indicado para la melancolía y el histerismo, un remedio capaz de aportar calma y sosiego al tiempo que mejora nuestro estado de ánimo. Estas enseñanzas fueron pasando de generación en generación, formando parte en muchos casos del saber popular, hasta que un grupo religioso Carmelita acuñó una formula determinada como “Agua del Carmen”.

¿Para qué sirve el Agua del Carmen?

Esta agua del Carmen tuvo mucho éxito por sus maravillosos efectos tanto sobre el sistema nervioso como a nivel digestivo, El Agua del Carmen se usó para calmar momentos de shocks traumáticos, momentos de estrés y ansiedad, vahídos y desmayos, dolores menstruales, dolores de cabeza y migrañas, molestias digestivas y flatulencias.

¿Cómo se prepara el Agua del Carmen?

El Agua del Carmen, hoy en día sigue vendiéndose en farmacias, es de los pocos remedios que nos quedan de las antiguas Boticas, y que si todavía perdura es por sus increíbles propiedades que siguen compitiendo en eficacia con muchos fármacos. Pero si queréis, podéis elaborar vuestra propia Agua del Carmen. Aunque hay ligeras variantes en sus fórmulas, en todas ellas se utiliza la Melisa, la raíz de Angélica y el licor. Aquí os dejamos la receta más comúnmente extendida:

  • Un litro de alcohol de 60 grados
  • Medio litro de agua destilada
  • 20 cucharadas de hojas frescas de Melisa
  • 2 cucharadas de raíz de Angélica triturada
  • La corteza de un limón
  • 1 cucharada de semillas de Coriandro
  • 2 o 3 ramas de canela en rama
  • 6 ó 7 clavos de olor

Ponemos todos los ingredientes en un frasco de vidrio durante 28 días (un ciclo lunar entero), después, lo colamos y lo colocamos en un frasco de vidrio opaco y lo guardamos en un lugar fresco y oscuro.

Yo personalmente la siento muy fuerte, para los que como a mí, prefiráis los sabores más suaves, os recomiendo poner solo las hojas de melisa con el limón y solo una ramita de canela, el clavo le da mucha intensidad de sabor y la angélca aunque muy buena como digestiva amarga un poco la fórmula. El ingrediente principal de la Melisana para el sistema nervioso son las hojas de melisa y con esta formulación el sabor es delicioso

El Agua del Carmen se puede tomar a razón de una cucharadita en una infusión o tacita de agua después de las comidas, para ayudar a la digestión, como solemos decir para “asentar la comida”.

Como tratamientos para el estrés, la ansiedad o la depresión, tomaremos todos los días en ayunas una cucharadita mezclada en una infusión (puede ser infusión de melisa, espino blanco e hipérico), si fuera necesario podemos tomarla tres veces al día antes del desayuno, comida y cena.

Este remedio lo podemos tener también preparado y listo en casa para poder usar como remedio de emergencia en casos de crisis nerviosas, migrañas, espasmos intestinales o gástricos, dolores menstruales, cefaleas, dolores de estómago, y en cualquier situación de nerviosismo.

Precauciones de uso:

Es importante hacer notar que este remedio contiene alcohol y que por tanto no puede ser utilizado por ex alcohólicos, antes de conducir o utilizar maquinaria peligrosa, en enfermos de hígado, niños, embarazadas, ni en ningún otro caso en que esté contraindicado el uso de alcohol. En todos estos casos deberíamos cambiar el Agua de Carmen por infusión, podemos realizar infusión de Melisa y angélica y añadirle un poco de canela en polvo y unas gotas de limón, y podemos tomar en mayor cantidad y sin ningún peligro. Recomiendo este uso también para aquellas personas que tengan que hacer un tratamiento largo, para no abusar tanto del alcohol o bien podemos combinar una cucharada de Agua del Carmen por las mañanas y el resto del día la infusión descrita tres o cuatro veces al día según necesidad.

Rosana Ferre

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.