Los fríos del invierno empiezan a dejarse caer por nuestras tierras, y con ellos también nos traen los típicos resfriados, faringitis y toses con las que nuestro cuerpo reacciona a los cambios de estación.

¿Qué podemos hacer para prevenir y tratar estos procesos con remedios naturales??

 En primer lugar debemos hablar de la prevención. Este es tiempo de naranjas y mandarinas, la naturaleza nos aporta durante las estaciones de otoño e invierno el que tal vez sea uno de los mejores preventivos para los resfriados: los cítricos, fuente maravillosa de vitamina C

En cuanto a plantas inmunoestimulantes podemos ofrecer la echinacea o en mayor grado, la uña de gato o los hongos como es reishi o el shitaque que tiene un efecto potenciador de nuestra respuesta inmune.

Si hemos respirado aire seco y frío, muy habitual en nuestro clima de montaña, es fácil que nuestra garganta se resienta, generando irritación, toses secas e irritantes y dolor. Para las faringitis y las anginas, uno de los mejores remedios son las tisanas con plantas mucilaginosas que ayudan a regenerar e hidratar la mucosa de las vías aéreas. Tenemos plantas muy potentes como el llantén, la drosera, el malvavisco, el gordolobo, el tusílago,… y muchas más. Preparamos un litro de la mezclas de 3 ó 4 de estas plantas y lo vamos tomando a lo largo de todo el día a vasitos pequeños, bien calientes y con miel. Notaremos al instante como se calman las molestias.

Si no es solo molestia al tragar e irritación de garganta, sino que ya nos sentimos resfriados, con tiritonas, escalofríos y malestar general, habremos de potenciar nuestra tisana con plantas broncodilatadoras como el eucalipto, antisépticas como el tomillo o las flores de sauco. Una de nuestras tisanas preferidas en Kyreo es: tomillo, drosera, eucalipto, malvavisco y echinacea. Esta fórmula tiene gran sinergia y combate a los resfriados por todos sus frentes. Recupera mucosa, crea una asepsis que ayuda a la acción de nuestras defensas, ayuda a expulsar el moco y a respirar mejor y es inmunoestimulante. De nuevo la tomaremos a vasitos pequeños pero muy a menudo, siempre bien caliente y con miel. No obstante, no olvidemos que el mejor tratamiento para los resfriados es hacer cama y darle tiempo al cuerpo para sudar el resfriado.

Además de las plantas medicinales, podemos ayudarnos de otros productos como el Cobre en oligoterapia. Tal y como estudiamos en nuestro curso de naturopatía, la oligoterapia aporta minerales en dosis infinitesimales que actúan sobre nuestro organismo con efectos beneficiosos para nuestra salud. En concreto, el Cobre se utiliza como antiséptico y antiinflamatorio. Por tanto para estos procesos ayudará a que les sea más fácil a nuestras defensas combatir al agente infeccioso que nos haya causado el resfriado al tiempo que calma el posible dolor de garganta y el malestar general. El cobre se toma una vez al día de manera sublingual.

De todos es conocido el propóleo, también un potente antiséptico que puede darnos muy buenos resultados, especialmente si lo acompañamos de aceite esencial de orégano, que funciona como un antibiótico, ayudando a acabar con la infección de manera más rápida.

Importantisimos son también los usos de vahos de eucalipto o aceites esenciales que ayudan a despejar las vías respiratorias y a eliminar el exceso de mucosidad.

No olvidemos en ningún momento la importancia de una buena alimentación. Tanto para la prevención como para el tratamiento es importante beber mucha agua para fluidificar los líquidos, tomar mucha frutas y zumos de frutas naturales, ya que son una maravillosa fuente de vitamina C. También son importantes las verduras, Las zanahorias son muy ricas en vitamina A, y esta vitamina, además de ser buena para la vista y el crecimiento, es también muy importante para las mucosas, ayuda a regenerar más rápido la mucosa inflamada de nuestra garganta y vías respiratorias.

Una alimentación con excesiva ingesta de lácteos, bollería y azúcares hará que nuestros fluidos se espesen y por tanto que al resfriarnos generemos mucho más moco y más denso. El exceso de azúcares, bollería y dulces además, hace que nuestra respuesta inmunitaria sea más ineficaz. Por tanto, una alimentación rica en frutas y verduras con gran contenido de vitamina C como las naranjas, kiwis, el brócoli, etc, ayudan a nuestras defensas, y el aporte de agua abundante, zumos naturales e infusiones nos ayuda a fluidificar la mucosa.

Esperamos que esta noticia haya resultado de vuestro interés.

Rosana Ferre

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.