¿Sabemos qué hacer con nuestro tiempo libre?, ¿Lo utilizamos para eliminar el estrés o para crearnos más?

Oímos mucho en nuestra sociedad que la gente vive estresada, con el reloj y las prisas siempre presentes, oímos que la gente se queja de no tener tiempo para ellos, no tener suficiente tiempo libre, oímos comentarios de lo bien que se viviría si  tuviéramos más tiempo libre,… oímos muchos comentarios como estos, pero cuando miramos qué hacemos en realidad con nuestro tiempo libre, vemos cosas muy distintas: vemos gente enganchada a la tele, al móvil, a la limpieza, a la plancha, …Yo veo a poca gente disfrutar de su tiempo libre, en cambio veo a mucha gente que se sigue estresando cuando se supone debería estar disfrutando.

Hemos trabajado toda la semana y es domingo, tiempo libre, ¿qué hacemos? La compra, la colada, limpieza de casa, comemos (demasiado), la siesta (larguísima que te levantas atontado) y luego…la tele o el móvil. Esto es lo que yo veo, dónde quedó el salir al campo con los tuyos, jugar al aire libre con los hijos, pasear por la playa, dedicar tiempo de calidad a la familia… ¿dónde ha quedado todo eso?

Hacer de nuestro tiempo libre un tiempo de calidad aumenta nuestra salud. Cuando el fin de semana, por fin disfrutamos de tiempo libre, si lo dedicamos a actividades lúdicas y deportivas, al tiempo que estamos disfrutando, riendo, subiendo nuestras endorfinas (hormonas del bienestar) estamos eliminando estrés, mejorando nuestro sistema nervioso, y cuidando y mejorando la salud de nuestro cuerpo físico.

Hacer del tiempo libre un tiempo de calidad mejora las relaciones de pareja y familiares. Si aprovechamos el tiempo libre para realizar actividades en familia en las que se cree un ambiente óptimo para el diálogo, nos permite reforzar los lazos afectivos. Una simple excursión, donde dedicamos toda una mañana a andar por el campo, con nuestros seres queridos es el momento perfecto para el diálogo, para hablar de todo aquello que es demasiado serio como para hablarlo con prisas o demasiado íntimo para contarlo si no estamos seguros de que la otra persona realmente nos presta toda la atención que el tema merece. Si queremos mantener un contacto profundo, un clima de confianza para la comunicación, deberemos dedicar tiempo a ello. Cuantas parejas pasan semanas sin realmente tener una conversación más allá del cómo ha ido el trabajo, el clima o las noticias que vemos en televisión. Pocos padres hablan con sus hijos, más allá de cómo va el cole, y los exámenes y si se lo han comido todo en el comedor. Un tiempo de calidad con nuestra familia compensaría todo este vacío afectivo al que nos lleva la rutina, mejoraría nuestras relaciones afectivas y con ello mejoraría exponencialmente nuestra sensación de felicidad y de vida plena.

Disfrutar de tiempo de ocio de calidad donde mejoremos nuestra salud y nuestras relaciones afectivas implica romper la rutina, liberarnos de la monotonía, atrevernos a ser creativos, atrevernos a elegir qué hacer con nuestro tiempo y hacerlo.

A aquello a lo que le dedicamos tiempo y cariño es aquello que funciona mejor, la salud y el amor son los dos pilares (a parte del dinero y el trabajo) fundamentales para la felicidad del ser humano, no nos olvidemos de cuidarlos.

            Atrévanse a cambiar su rutina del tiempo libre, atrévanse a ser creativos con su tiempo libre!!!!!

 

                                                                                                                                                   Rosana Ferre

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.