Para empezar lo más importante es quitarte ese miedo de encima! Pararte a pensar que un examen es solo un examen, no determina tu capacidad, ni tu inteligencia, ni tu valía como persona, ni siquiera condiciona tu futuro! Piensa que ese examen es solo una forma de saber si has estudiado, por lo tanto si lo has hecho no habrá problema! Y si no…para el próximo ya sabes que debes hacer. Un examen y su posible resultado, serán dentro de unos años sólo una anécdota más de tu vida. Es así y tienes que creértelo. Si le das una importancia exagerada y dramatizas la situación caerás en el estrés y posiblemente en la depresión. Quieres que una simple prueba afecte a ese nivel en tu vida? Una vez que realmente desmitifiques la importancia de los exámenes y de sus resultados, será más fácil afrontarlos de forma positiva.

Si te dan miedo los exámenes, nada mejor que prepararte a fondo. Generalmente la ansiedad en estos casos se produce ante una asignatura que no dominas y el miedo a conseguir un mal resultado. Si llevas al día tus estudios y los trabajos de clase, será más complicado estresarte, sentirás nervios pero no miedo ni pánico. Tienes que desterrar de tu mente las ideas dañinas. Si estudias, puedes!!

Cuando el profesor marque las fechas de examen dedica esa noche a organizarte, create un plan de estudio, y por supuesto deja tiempo para desconectar y pasarlo bien, no seas un “zombie de biblioteca”, la mente no trabaja igual si está agotada. Estudia en el sitio donde mejor te concentres, no donde lo hagan los demás, da igual si es una biblioteca, tu habitación o encima de un árbol, la cuestión es que tu te sientas relajado y concentrado. Utiliza música suave de fondo, descansa de vez en cuando y toma el aire. Estudiar no tiene porque ser aburrido, puedes hacer que sea incluso divertido! “Encuentra lo que amas y deja que te mate”.

Minutos antes del examen concéntrate sólo en relajarte. Olvida los apuntes, lo que no te sepas ya no vas a aprenderlo segundos antes. Piensa que cuánto antes empieces antes acabarás. Una vez te repartan el examen si empiezas a ponerte muy nervioso, a temblar o incluso a sudar, dedica unos minutos a respirar correctamente, parece una tontería pero no lo es. Concéntrate en tu respiración. Inspira profundamente y suelta el aire poco a poco. Hazlo varias veces hasta que notes como te vas calmando, tus músculos se relajan y te vas notando mucho mejor. Entonces piensa, es sólo un examen, deja fluir tu mente, lee detenidamente las preguntas y empieza a escribir, las respuestas están en tu cabeza, solo tienes que dejarlas salir. Empezar por lo que mejor dominas te hará ganar confianza en ti mismo para el resto del examen.

Una vez lo termines, olvídate de si has fallado en algo, o de las preguntas y las posibles respuestas. Lo hecho, hecho está! De nada sirve lamentarse! Libera tu mente! Un examen menos!!

Tu objetivo no debería ser conseguir las mejores notas de la clase, sino sacar lo mejor de ti. No compitas con los demás y trata de superarte a ti mismo!

A lo largo de tu trayectoria como estudiante vas a tener que hacer frente a muchos tipos de evaluaciones, positivas y negativas. Y nunca, nunca jamás, deberías dar una importancia tan desmesurada a los exámenes como para sentirte mal y angustiado. Por eso, prepárate tanto para los buenos resultados como para los malos.

-Si sacas buena nota: ¡Felicidades! ¡Celébralo! Un buen resultado indica que te has preparado a fondo y que tu método de estudio funciona. Sigue trabajando así!!

-Si suspendes: No es el fin del mundo. Trata de hacer un análisis realista de qué te ha llevado a suspender para evitar cometer los mismos errores en el futuro. Quizás lo has dejado todo para última hora o te has confiado demasiado. Habla con tu profesor para que te explique en qué has fallado y pídele consejo sobre cómo prepararte para el próximo examen. Un suspenso es una oportunidad excelente para aprender y tratar de superarte.

 Y ahora te voy a dejar unos truquitos con remedios naturales que aunque no te lo creas hacen milagros!

Las Flores de Bach son un gran remedio para muchos males, y los nervios son uno de ellos. Una fórmula para los exámenes con los siguientes remedios florales:

 Rock rose, para el pánico, evita el miedo que nos bloquea, calma la sensación de pánico paralizante.

Impatiens, para evitar ponernos nerviosos, nos ayudará a mantener la calma y el relax.

Larch, para la seguridad, nos aportará confianza en nosotros mismos.

Cerato, para la duda, para evitar que una vez sabida la respuesta empecemos a dudar sobre ella.

Rescate, el remedio de urgencia para aportar tranquilidad, y evitar que la mente se nos quede en blanco.

La toma de cuatro gotas debajo de la lengua de este preparado de entre 6 a 8 veces al día desde unos días antes del examen hasta justo el momento del mismo, te ayudará a evitar la tensión y el miedo.

Y por último, la Aromaterapia. Existen varias esencias que nos ayudarán a concentrarnos, a estar menos nerviosos e incluso a poder dormir la noche de antes. Esencia de menta y de limón para concentrarte y no quedarte en blanco. Puedes ponerte unas gotitas detrás de las orejas y en la parte interna de las muñecas, cuando vayas a ponerte a estudiar. Notarás enseguida que te concentras mucho más y que tu memoria mejora. Tu mente asociará esos olores con la concentración. Por eso cuando vayas a empezar el examen vuelve a ponerte unas gotitas, tu mente relacionará el olor con el estudio, y recreará el mismo estado mental que tenías en tu casa tranquilamente y relajado, con lo cual el pánico desaparece. Si cuando vas a empezar el examen te sientes demasiado nervioso entonces ponte unas gotitas de esencia de Mandarina, Naranjo dulce o aceite esencial de Azahar (el que olfativamente más te agrade) que aportan calma y relax. Además piensa que le estás haciendo un favor a tus compañeros más cercanos, ellos también se sentirán más tranquilos al sentir el olor y una energía positiva y en calma en la sala hará que todo vaya mejor :) Confía en ti, en tus capacidades, en tus horas de estudio y en el poder de tu mente, si tu crees que puedes, lo harás genial!

Ánimo a todos los estudiantes!! Ya queda menos para ser libres!!

 

Génesis Gutiérrez

Te podemos ayudar?
Llámenos al 96 652 29 84 o déjanos tu teléfono y contactaremos contigo.